Blog de fofi-hellyeah

EL METALERO Y LA CHICA BIEN

Escrito por fofi-hellyeah 16-04-2018 en historia. Comentarios (0)

EL METALERO Y LA CHICA "BIEN"
(de esta historia fui un simple testigo)
Corría la mitad de la década del 2000, él era un pibe del heavy, del palo...ella una piba bien, de guita, rubia, preciosa...se cruzaban, se miraban...se gustaban.
el pibe, laburante...la piba, estudiante de odontología, todo costeado por sus padres, solían combinar caminos a propósito para verse al menos un segundo y decirse "hola"...era innegable la atracción, él la soñaba...ella lo deseaba.
Un dia el pibe, reúne valor y la invita a tomar algo, a charlar, a caminar, a lo que sea...ella dice no. Lo intenta otra vez al día siguiente...la respuesta es la misma...una vez...otra vez...no.
El pibe intrigado la encara y le pregunta el por qué de su negativa...si él se consideraba un buen tipo, honesto, humilde, fiel, simpático...y cualquiera que lo conociese lo podría confirmar...¿que tenia de malo? ¿Acaso su remera de "hermetica"?. Ella responde: "me gustas, y mucho...pero mi familia jamás lo aceptaría...esperan mucho de mi"...el pibe se retiró devastado...ella decepcionada, pero de sí misma.
No los volví a ver, ni a saber nada de ninguno de los dos hasta un par de años posteriores...él estaba de la mano con un piba, una piba metalera, ambos reían, se abrazaban...eran felices.
A ella la cruce una vez y la vi con un tipo, parecía de mucha guita...discutían, se gritaban y no importaba que estén en público...se la veía estresada, arruinada.
Curiosos son los caminos de la vida...hay dos cosas que aprendí de esta historia..mmm tres...la primera es que nunca dejes que los demás, ni siquiera tu familia, tomen decisiones por vos, ni dictaminen tu futuro. La segunda, hacele caso al cuore...nunca miente. La tercera; ayer, hoy y siempre, aguante el metal!!

el mejor gol de la historia

Escrito por fofi-hellyeah 16-04-2018 en anecdota. Comentarios (0)

EL MEJOR GOL DE LA HISTORIA
el mejor gol de la historia lo hizo Marquitos Quinteros, en algún recreo de 1996, cuando aún cursabamos el 6to grado, contra los repitentes de 4to, que nos sacaban como dos o tres metros (según nuestra incipiente perspectiva en aquel entonces) pensá, ellos ya habían hecho 4to cuando yo apenas estaba en 3ro...calculá... y nos tenían de hijos, derrota tras derrota...hasta que llegó ese día...día que guardo en lo más profundo del alma, y que lo llevaré conmigo hasta el día de mi muerte.
El partido estaba 3 a 3...se acababa...podía ver a la portera acercarse a la campana para hacerla sonar y finalizar el recreo, y con ella el partido. La pelota le quedó a un contrincante en la puerta del área, de la canchita de tierra, contrincante que no recuerdo su nombre pero era en extremo intimidante, cual peor orco jamás creado por tolkien...le pega con alma y vida...cerré los ojos y dije: "chau, perdimos"...pero no se cual de todos los seres celestiales, llámese jesús, san pedro o el condenado espíritu santo nos iluminó en ese momento, que la pelota le fue derecho a las manos de nuestro arquero, que sin dar rebote, escanea a sus compañeros, ubicados todos en el área rival...quedaban segundos, centésimas, milésimas...y al grito de "echalo qleao", lanza con sus manos un centro a un mar de cabezas propias y rivales...y fue cuando pasó...como el final dramático de la película épica que se te ocurra...se elevó este pibe, marquitos, ganándole a un par de defensores que habían saltado a destiempo, como un cabeceador de toda la vida, como el loco palermo en una de sus incontables hazañas, como el mismísimo superman surcando los cielos, conecta un testazo de antología...mandandola a guardar a la ratonera, al ángulo inferior izquierdo, inatajable...GOLAAZOO la re puta madre...el grito infinito de nuestras voces finitas, dejándonos sin garganta, cayendo a manera de trueno y cubriendo como onda de choque toda la escuela....campanazo final...4-3...partido acabado...ese día fue nuestro y será nuestro para siempre.
Me gustan los jugadores que se ponen el traje de héroe...ese día lo hizo Marquitos, fue nuestro Russel Crowe, nuestro Clint Eastwood...vengandonos de aquellos gigantes que nos humillaron por última vez...con ese gol...el mejor de la historia, si me lo preguntan... 

nota: ese día hice dos de nuestros cuatro goles...